//
estás leyendo...
Grecia, La crisis griega, Nicaragua, Reportajes, Sociedad, Web

¿Cómo se atrinchera un hotel de lujo?

1352299716_0HÉCTOR ESTEPA. Atenas (Elmundo.es) El ‘Athens Plaza’y el ‘Grande Bretagne’ son sin lugar a dudas los dos hoteles de lujo más fotografiados de Grecia en los últimos años. Cada vez que se convoca una huelga general o una gran manifestación, sus imágenes ilustran las portadas de medio mundo.

¿Cuál es el motivo? Ambos se encuentran en la Plaza Syntagma, el centro neurálgico de Atenas y epicentro de la mayoría de los disturbios provocados durante las protestas contra la austeridad en Grecia.

El día a día de estos establecimientos es absolutamente normal, hasta que llega la jornada de las marchas. Entonces un dispositivo de seguridad se activa para que sus clientes ni se enteren de que hay una manifestación fuera: “Después de dos años ya sabemos cómo estar preparados”, señala a Elmundo.es Afroditi Arvaniti, mánager general del hotel Athens Plaza, un establecimiento de cinco estrellas muy popular en Grecia.

“El primer paso es aseguramos de que nuestro servicio de seguridad está preparado”, apunta. El hotel multiplica por tres sus efectivos de protección cuando hay alguna protesta señalada, como las que están teniendo lugar estos días en Atenas con motivo de la huelga general de 48 horas contra el nuevo plan de austeridad.

“La mayoría de los oficiales lleva trabajando aquí mucho tiempo. Conocen muy bien el área del hotel y el edificio”, subraya Thanos Giannakouras, encargado de la seguridad del ‘Athens Plaza’. A pesar de ello, es difícil ver muchos efectivos cuando llega el Día D: Saben mantener la discreción.

En contraste, unas grandes puertas metálicas protegen el edificio del efecto de los cócteles molotov y los gases lacrimógenos, muchas veces esparcidos muy cerca del hotel: “Son automáticas y funcionan como celosías: te permiten desde dentro ver lo que está pasando fuera. Es elegante, está construida sin barras metálicas para que no haga parecer a la gente que hay inseguridad”, subraya Arvaniti. “Mientras que se dan los disturbios, todavía puedes tomar un expreso en el Café Plaza. Puedes ver lo que está pasando pero no sientes peligro alguno”, añade la mánager general del hotel.

Los empleados tienen controles a distancia para abrir y cerrar las puertas en cuestión de segundos. Cualquier cliente puede salir del edificio cuando lo desee: “Esto es un hotel que abre las 24 horas, no una oficina que puede cerrar”, señalan los responsables del ‘Athens Plaza’.

Para ello se emplea una ruta de evacuación segura por una puerta trasera, pero incluso las delanteras están siempre disponibles para los clientes que deseen entrar: “Si se da el caso, subimos inmediatamente las puertas”, apunta Giannakouras. Además, cuentan con la complicidad de la policía: los antidisturbios suelen situarse justo en los bajos del hotel.

Sistema de ventilación especial y extintores preparados

El servicio de ventilación del Plaza está equipado con filtros muy potentes para evitar que el aire de los gases lacrimógenos ingrese en el lugar: “También tenemos los extintores cargados y preparados por si ocurre algo”, añade Giannakouras.

Decenas de cámaras de seguridad velan asimismo por la seguridad del edificio. Sus responsables aseguran tener todo el perímetro controladodurante las protestas. Además, tienen a empleados preparados para atender a los clientes que hayan estado en la calle y puedan haber tenido contacto con los gases lacrimógenos.

Sin embargo, los responsables del hotel se quejan del show mediáticoque suponen los choques violentos en las protestas de Atenas: “Muchas veces los cócteles molotov no son más que un espectáculo, son cuatro o cinco personas quienes los tiran. Aún así nos tenemos que preparar para esos pequeños momentos”, relata Arvaniti.

Su hotel, además, es el preferido de los cámaras para cubrir las manifestaciones: “Tenemos las mejores vistas de la ciudad, de la Acrópolis y de la plaza Syntagma. Por eso vienen. Además, nosotros les tratamos como a cualquier otro cliente”, aseguran en el Athens Plaza. Ubican a los reporteros en los pisos superiores del exterior del hotel, para evitar así cualquier problema con los manifestantes.

A pesar de su complicada localización en los días de huelga, el hotel no ha tenido grandes cancelaciones de reservas por las protestas: “Más problemas tenemos cuando los trabajadores del aeropuerto paran, por ejemplo”, asegura Arvaniti. Todo ello lo han conseguido siguiendo una consigna: los problemas puntuales que se dan en el lugar han de tener la menor repercusión posible en la actividad de sus clientes

 

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Twitter: @hectorestepa

Fotografía en Flickr

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: