//
estás leyendo...
Grecia, La crisis griega, Noticias, Política, Prensa

Grecia se toma en serio la corrupción

HÉCTOR ESTEPA. Atenas (El Mundo) Más de un político griego dormirá este verano con un ojo abierto esperando su detención. La Unidad de Crímenes Financieros y Económicos (SDOE) de la policía helena lleva meses investigando los pagos de impuestos y cuentas bancarias de cientos de altos funcionarios actuales y del pasado.

Los agentes han encontrado discrepancias entre los ingresos declarados y el patrimonio real de alrededor de 500 de estos altos cargos. Estarían centrándose en primer lugar en los casos más flagrantes para posteriormente pasar a documentar a aquellos dirigentes más sutiles.

Aunque todos los estamentos del espectro político están siendo examinados, el punto de mira se ha puesto en las cuentas de alcaldes, prefectos, diputados y asesores políticos, según el diario Kathimerini. Para relajar la tensión, los portavoces de los agentes dijeron hace unos días que estas incongruencias podrían no deberse realmente a declaraciones de propiedad falsa y que darán a cada investigado la posibilidad de explicar la diferencia entre su salario declarado y sus posesiones.

La unidad especial de la policía está contando con la colaboración de la banca privada para el examen de las cuentas de los investigados, tras una solicitud del Ministerio de Finanzas.

Este esfuerzo anti corrupción sin precedentes en la historia reciente de Grecia es parte importante de los compromisos adoptados por los helenos para conseguir sus dos rescates financieros. La Troika (el grupo de acreedores del país formado por la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI) consideraba  y sigue considerando fundamental la lucha contra los favores políticos y las coimas en las altas esferas griegas.

Hasta 500 millones de euros se habrían pagado bajo la mesa en Grecia en 2011, según Transparencia Internacional: “Hace años se perdieron la meritocracia y los principios éticos” señala aeste periódico Costas Bakouris, el presidente de este organismo en el país heleno.

“Los políticos han pasado años buscando alianzas para aumentar sus ingresos. Nunca han querido enemistarse con ningún grupo de poder y no han tomado medidas drásticas sobre ellos cuando era necesario”, apunta Bakouris, denunciando el clientelismo existente entre los grupos dominantes de la sociedad.

Según la prensa helena, la mayoría de investigados por la SDOE serían lógicamente miembros de los dos partidos tradicionales griegos, los conservadores de Nueva Democracia (ND) y los socialistas (Pasok), por haber ostentado el gobierno central y la mayoría de las alcaldías durante cuatro décadas.

Estas dos agrupaciones protagonizaron la semana pasada un polémico cruce de acusaciones. El embrollo comenzó cuando el Pasok pidió que se publicasen todas las cuentas bancarias de los políticos en Suiza. El pequeño país está en el punto de los investigadores anti corrupción y la opinión pública helena por ser el destino de gran parte del dinero sin declarar de Grecia.

Los conservadores, sin embargo, se negaron a aceptar tal medida y acusaron a los socialistas de populismo: “¿Nos pedirá el Pasok pruebas de que no tenemos dinero depositado en cada paraíso fiscal?” fueron las palabras del portavoz conservador Giannis Mihelakis.

Es cuanto menos curioso que el Pasok fuese el impulsor de esa idea cuando su ex ministro de Defensa en los 90, Akis Tsochatzopoulos, ingresó en prisión preventiva hace dos meses junto a su esposa y su hija tras ser acusado de haber aceptado sobornos de empresas armamentísticas por más de 20 millones de euros.

A pesar del esfuerzo de la policía financiera, los desencantados ciudadanos griegos no esperan ningún arresto adicional: “¿Detenciones a políticos en Grecia? ¿Estás de broma” ríe Eleftheria Varykas, una estudiante universitaria. Sólo uno de cada 10 griegos cree que se persigue efectivamente la corrupción, según una encuesta.

A los helenos de a pie les molestan atributos como la inmunidad parlamentaria, un seguro para los políticos, sobre todo si se tiene en cuenta que según las leyes helenas un proceso por corrupción política no puede iniciarse más de cinco años después de haberse producido el crimen.

“Las confusas leyes de este país y la gran burocracia dejan muchas puertas abiertas para cometer fraudes, hay que reforzar la legislación y minimizar estos huecos” propone Bakouris como una de las soluciones. “También hay que reducir el tiempo de espera para acceder a la justicia, en Grecia un proceso dura años”, señala el presidente de la ONG.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Twitter: @hectorestepa

Fotografía en Flickr

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: