//
estás leyendo...
Grecia, La crisis griega, Noticias, Prensa, Reportajes, Sociedad

Sin libertad y sin comida

HÉCTOR ESTEPA. Atenas (El Mundo) Sucedió hace pocos días. El director de la cárcel griega de Corinto llamó a una base militar cercana para pedir comida para los presos. Desde hacía unos meses había tenido que tomar esa medida debido a los grandes recortes -cercanos al 40%- en el sistema de prisiones heleno. Hasta entonces el jefe militar siempre había aceptado compartir comida con los reos. Aquel día, sin embargo, se negó: si donase parte de sus alimentos no podría alimentar a los soldados.

El director de la cárcel comenzó entonces una carrera desesperada de puerta en puerta, de monasterio en monasterio y de ONG en ONG para pedir ayuda: no quedaba comida en sus despensas. Con la ayuda de un grupo de ciudadanos y de la Iglesia ortodoxa, consiguió reunir pasta y arroz para seguir alimentando a sus presos, según una fuente cercana a la cárcel de Corinto consultada por este periódico.

Este caso no es único de una sola prisión. Los recortes y la crisis económica han provocado un descenso en los ingresos del sistema penitenciario y muchas cárceles dependen ya de la caridad.

Algunos internos presentarían rasgos de malnutrición: “Comen todos los días, pero la calidad de los alimentos no es buena. En algunas prisiones sólo hay té para desayunar por las mañanas, sin pan. Para almorzar les dan judías y en la cena hay espaguetis. Sólo una o dos veces a la semana cambian el menú”, asegura Spiros Karakitsos, director de la Federación de Guardas de Prisión Helena (Osye).

Antes de la implementación de las medidas de austeridad griegas, el presupuesto en comida para cada preso rondaba los cuatro euros al día. “Ahora es de 2 euros y 20 céntimos”, explica Karakitsos. Además, este presupuesto se le otorga a las prisiones según su capacidad, sin tener en cuenta la espectacular superpoblación de las cárceles helenas: aunque en un centro haya el doble de presos que el estipulado, la factura sigue siendo la mismo.

Precisamente el hacinamiento es otro de los grandes problemas que afronta el sistema penitenciario griego. En las cárceles helenas hay alrededor de 12500 presos, pero sólo tienen capacidad para 9000.La prisión de Korydallos, en Atenas, tiene unos 2300 internos pero fue construida para albergar a 800. Su alcaide y los de las cárceles de Halkida y Trípoli se negaron en enero a encarcelar a más convictos: “Ya no hay espacio en ningún sitio, tan sólo en los baños. Cerramos porque la prisión está a punto de estallar”, dijo entonces el gobernador de Halkida.

“Muchos presos tienen que dormir en los pasillos en varias cárceles del país porque no hay espacio en las celdas” dice el guarda Karakitsos. En Grecia hay tres prisiones completamente nuevas que no han abierto debido al programa de recortes: no se puede contratar personal para inaugurarlas. Eso, a pesar de que el ratio de guardias por preso en las prisiones abiertas es tan solo de dos uniformados por cada 500 internos según Karakitsos.

Ni siquiera el sistema penitenciario griego se ha salvado del plan de recortes para el sector público consensuado por Grecia con sus acreedores: de cada 10 funcionarios jubilados, tan sólo hay una nueva contratación. “No tenemos personal administrativo” señala el director de la asociación de los guardas demandando la cancelación de la medida en el sector carcelario.

También le preocupa la falta de salubridad en las cárceles: “Hay 10 doctores para 12.000 prisioneros”. En la cárcel de Korydallos sólo se conocían 10 casos de VIH hace unos años. Ahora hay 60 y podría haber muchos más: “no sabemos su número porque no podemos hacerles pruebas, no hay presupuesto”, señala Karakitsos. “Muchos tienen además tuberculosis no tratada creando riesgo de epidemia”, añade.

El  70% de los presos en Grecia son inmigrantes que fueron capturados delinquiendo en Grecia mientras intentaban cruzar a otras partes de Europa. Eso ha provocado violencia en las prisiones: “Reproducen sus conflictos en el interior, los kurdos contra los turcos, los afganos contra los pakistaníes…” dice el director de los guardas, advirtiendo de más que probables disturbios en las prisiones helenas durante los próximos meses.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Twitter: @hectorestepa

  • De camino a La Habana 1 week ago
  • Todo apunta a que la refrendación del acuerdo de paz de #Colombia será el miércoles. El martes se votará casi seguro en el Senado 1 week ago
  • Centroamérica: un Huracán de grado 2 y un terremoto de 7,2 puntos al mismo tiempo. Mucha fuerza desde Colombia 1 week ago
  • Todo mi apoyo para San Juan de Nicaragua y Bluefields. Tienen a Otto encima. 1 week ago
  • RT @luisguillermosr: Decretamos asueto nacional para funcionarios públicos ante llegada de huracán #Otto 1 week ago

Fotografía en Flickr

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: