//
estás leyendo...
Grecia, La crisis griega, Noticias, Prensa, Reportajes, Sociedad

‘No tenemos dinero ni para vendas’

HÉCTOR ESTEPA. Atenas (El Mundo) ‘Tic tac tic tac’. El sonido de un reloj puede escucharse en un centro de salud del barrio de Ampelokipi, en Atenas. Son las cinco de la tarde y dos médicos cuchichean en un rincón mientras el bedel mira la televisión. Ni rastro de pacientes, aunque el centro está abierto. Ningún griego quiere ir a una consulta vespertina que le costará de 50 a 90 euros tras la reforma que introdujo el copago sanitario a principio de año. Prefieren ir por la mañana, cuando ‘sólo’ cuesta cinco euros.

Aun así, no todos pueden afrontarlo: “Yo sólo gano 500 euros al mes. Si tengo que venir al doctor cuatro veces en ese tiempo gasto 20 euros. No puedo estar pagando todo ese dinero” denuncia Tasos Georgakis, un ebanista de 54 años. Las urgencias sí son gratuitas, aunque obviamente están sobresaturadas: la espera puede llegar a durar doce horas.

El copago sanitario fue introducido en Grecia para sanear las arcas de la sanidad pública, pero en sus primeros meses no ha surtido efecto alguno. La situación ha empeorado, llegando incluso a darse escasez de material: “No tenemos dinero para vendas o jeringuillas” denuncia Alexandros Douvanas, miembro de la Asociación de Trabajadores de Hospital griega. “Hoy mismo nos hemos quedado sin algodón en mi hospital, no teníamos efectivo para comprar más y se lo hemos pedido prestado a otro centro” señala este enfermero del centro Aglaia Kyriakou.

“Yo ya no le doy las radiografías a mis pacientes, sólo un informe, no tengo suficiente película” apunta también Basil Theodoropoulos, miembro de la Asociación Griega de Doctores de Hospital (OENGE) y radiólogo en el hospital Aghia Sophia. “No se puede trabajar así”, añade.

Grecia ha hecho un gran esfuerzo por reestructurar su sistema de salud y subsidios públicos a instancias de sus acreedores. El país gastaba hasta este año alrededor del 9,5% del PIB en sanidad. Uno de los requisitos irrenunciables del Fondo Monetario internacional (FMI) para aprobar el segundo rescate financiero fue su reducción al 6%.

Hasta hace unos meses existían una docena de aseguradoras públicas. Cada gremio tenía una: los doctores, los policías e incluso los periodistas. La mayoría se unió a principios de 2012 en la Organización Nacional para la Prestación de Asistencia Sanitaria (EOPPY).

Un 40% del presupuesto total se perdió en ese proceso según las cifras oficiales. Sin embargo, organizaciones como la OENGE han denunciado una cifra mayor: “De 28000 millones de euros que tenían las aseguradoras solo quedan 2000 millones. Nadie sabe dónde está el resto” denuncia Theodoropoulos.

Esta falta de fondos ha provocado un descenso en los salarios del 40% desde 2010, miles de jubilaciones anticipadas y la no renovación de muchos empleados: “Llevo tres meses trabajando sin cobrar porque se me acabó el contrato. Soy hematóloga en una unidad para niños con cáncer y no quería dejar mi trabajo” dice Anna Paisiou, una enfermera del hospital Aghia Sophia. Antes de la crisis Grecia tenía 6,1 médicos por cada 1000 habitante, la mayor tasa de Europa, demasiado según los expertos.

La integración de servicios también ha sido caótica: 50 hospitales de los 135 que había en el país se han integrado en los 85 restantes. Esto ha producido una saturación de los que han quedado abiertos, empeorada por la crisis de los hospitales privados, la mayoría al borde del cierre porque sus clientes no tienen dinero para pagar. Desde 2010 el incremento de pacientes en los hospitales públicos ha sido de un 34%. En los privados se han reducido un 40%.

Esta saturación y el recorte de personal ha supuesto un aumento espectacular en la duración de la espera para cirugía: “Antes para operarte del corazón tenías que esperar dos meses, ahora un año o más”, asegura Theodoropoulos. “Aquí mismo tenemos quirófanos cerrados por falta de personal”, añade.

La peor parte se la han llevado los usuarios: “¿De qué sirve que mis padres hayan pagado impuestos durante tantos años si ahora tienen que pagar por un servicio deficiente?” se pregunta Eleni Iordanidis, una joven que ha acudido a una consulta regular en el hospital de Evangelismos.

“Si seguimos así en seis meses o un año el sistema colapsará” asegura el Douvanas. De momento, miles de griegos que no pueden afrontar el copago acuden ya a la beneficencia por no tener dinero para pagar medicinas ni consultas. El centro que Médicos del Mundo tiene en Atenas recibe a un 25% más de helenos.

Farmacias reacias a aceptar recetas

Los farmacéuticos cerraron el miércoles como protesta por los 250 millones de euros que les adeuda el Estado: “Ya no podemos dar más medicinas a crédito” asegura Dimitrios Karagiorgiu, dirigente de la Asociación Panhelénica de Farmacéuticos. “300 de las 500 medicinas más usadas en Grecia no se encuentran en el mercado” asegura. La mayoría admite que está expidiendo a crédito medicinas para enfermedades críticas.

Infructuosa lucha contra la corrupción

Uno de los objetivos de la reforma sanitaria era acabar con la corrupción que se daba en los hospitales. Otro fracaso, por ahora. El soborno llamado fakelaki (sobrecito) sigue vigente: “lo más difícil es luchar controlar el dinero bajo la mesa que se le da a los doctores para entrar antes a las operaciones” señala el enfermero Alexandros Douvanas. Un sistema informático intenta impedir que los médicos receten la pastilla más cara para recibir coimas.

Alta tecnología en un rincón

Gran parte de las máquinas de hospital están obsoletas por la firma de largos contratos difíciles de cancelar. Muchas de las más nuevas tampoco están en uso: “Tenemos máquinas de alta tecnología que están en un rincón porque nadie nos ha capacitado para usarlas” apunta Alexandros Douvanas. Es una muestra más de la mala administración: las adquirieron a un precio altísimo por comisiones pero no gastaron en entrenamiento.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Twitter: @hectorestepa

Fotografía en Flickr

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: