//
estás leyendo...
Especial elecciones Grecia 2012, Grecia, Noticias, Política, Prensa

La izquierda libra un pulso por el gobierno de unidad

HÉCTOR ESTEPA. Atenas (El Mundo) Las negociaciones para formar gobierno siguen estancadas en Grecia ocho días después de las elecciones. Todas las miradas se dirigen ahora a dos personas, las únicas capaces a priori de desbloquear la situación: Fotis Kouvelis, líder de Izquierda Democrática (Dimar) y Alexis Tsipras, cabeza de la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza).

Ambos dirigentes tienen en su mano la llave para formar gobierno. Kouvelis ha pactado una alianza con los socialistas griegos (Pasok) y los conservadores de Nueva Democracia (ND) para formar un gobierno de dos años, hasta 2014, con el objetivo de mantener a Grecia en el Euro y renegociar el memorando de las medidas de austeridad pactadas con las instituciones financieras.

La condición sin ecua non del líder de Dimar para llegar al acuerdo es la participación de Tsipras en el pacto, aunque los tres partidos tendrían mayoría parlamentaria sin él, pero este sigue negándose en redondo. Ayer saltaron chispas cuando el líder de Syriza insinuó públicamente que la alianza entre los tres partidos podría llevarse a cabo aún sin la participación de su agrupación.

La alusión causó estupor en el partido de Kouvelis: “Es una vergüenza, ha sobrepasado todos los límites de la miseria política” dijo en rueda de prensa un visiblemente molesto Kouvelis. “Su obvia incapacidad para explicar su postura no significa que pueda recurrir a calumnias y mentiras, eso es una inmoralidad política”, añadió.

Lo curioso es que ambos líderes fueron compañeros de partido en la coalición Synaspismos -la actual Syriza- hasta la escisión del partido de Kouvelis en 2010. Su pequeña agrupación ganó relevancia cuando comenzó a dar cobijo a los diputados del Pasok, hasta diez, que abandonaban la bancada socialista descontentos con las medidas de austeridad. Kouvelis admitió ayer no ver cercano un pacto definitivo.

Tsipras, por su parte, se mantuvo en su posición inmovilista: “no seré el cómplice de sus crímenes” dijo, en referencia a la aplicación de las medidas de austeridad. “Los partidos que nos han gobernado no sólo han fallado en atender a el mensaje de las elecciones, sino que también nos están chantajeando”, aseguró en un comunicado.

Un sector de la prensa y los analistas griegos especulan con un suculento premio si Kouvelis acepta el pacto: el puesto de Primer Ministro. Sin embargo, él negó en días anteriores querer sacar ningún rédito en cargos de las negociaciones.

Un nuevo rayo de esperanza, aunque vago, se abrió ayer para la política griega. Panos Kammenos, el dirigente de Griegos Independientes, cuarta fuerza más votada el día seis y formada por disidentes de Nueva Democracia en contra del memorando, llamó a “un entendimiento y cooperación” entre los partidos. Parece difícil que Kammenos esté dispuesto a pactar con Pasok y ND si estos partidos no retiran su apoyo al memorando, pero ha abandonado su posición inmovilista de los últimos meses.

En cualquier caso, el Pasok ya ha comenzado a moverse con la mira puesta en las próximas elecciones, como aseguró ayer su líder, Evagelos Venizelos, a pesar de mantener la esperanza de poder formar gobierno: “El señor Tsipras nos dijo que unas nuevas elecciones no serían un desastre”, añadió, en tono sarcástico.

El conservador Samaras tampoco ve una salida: “Hice todo lo posible pero Syriza no quiere escuchar el mandato del pueblo griego y no acepta la formación de un gobierno viable, ni siquiera dar su apoyo tácito a un gobierno que renegociase el memorando, realmente no sé a dónde quieren ir con esto”, dijo el líder de ND.

El presidente Papoulias se reunió por la tarde-noche de ayer con el resto de partidos con representación parlamentaria, incluidos los neonazis Amanecer Dorado. Se espera que lasnegociaciones continúen hoy. Si no tienen éxito, se convocarán elecciones para el 10 o 17 de junio.

Syriza conquista a jóvenes y mujeres

Ayer se publicó en Grecia un barómetro con los datos recogidos de las encuestas previas a los comicios por la agencia Public Issue. La izquierda radical (Syriza) triunfó entre los menores de 24 años -recogió un 20% de apoyo – y entre las personas con mayor nivel educativo –un 19% les votó-.

Los partidos tradicionales, Nueva Democracia (ND) y Pasok, triunfaron entre los mayores de 65 años: un 58% de ellos votó a alguno de los dos partidos.

Syriza triunfó también entre las mujeres: tuvo el 20% del voto femenino por sólo el 14% del masculino, ganado por ND con un 20% de apoyos. Los desempleados eligieron también mayoritariamente a la coalición de izquierdas: un 22% les votó.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Twitter: @hectorestepa

Fotografía en Flickr

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: