//
estás leyendo...
Grecia, Noticias, Política, Reportajes, Web

El imperio en llamas del ex ministro de Defensa de Grecia

HÉCTOR ESTEPA. Atenas (Elmundo.es) Tiene uno de los elementos principales de la tradicional tragedia griega: la caída de un personaje importante. Por si los helenos no habían tenido suficiente con la crisis de deuda y el desempleo, han descubierto que la clásica corrupción de los 80 perduró hasta bien entrado el Siglo XXI: La detención del siete veces ministro Akis Tsochatzopoulos bajo cargos de lavado de dinero y cobro ilegal de comisiones unida al arresto de su hija como cómplice ha puesto en tela de juicio la veracidad del Pasok (los socialistas griegos de Evangelos Venizelos) con vistas a las próximas elecciones del seis de mayo.

El pasado 11 de abril un grupo de agentes de la Policía griega irrumpía en el lujoso domicilio de Tsochatzopoulos, de 73 años, para detenerle: no había podido declarar con éxito el origen del dinero con el que compró diversas propiedades en Atenas. Acto seguido los agentes decomisaron en la casa de su hija hasta 10 barras de oro valoradas en 30.000 euros y una pequeña cantidad de monedas de oro británicas de principios del siglo XX: El jueves 25 su hija ingresaba también en custodia temporal.

Las 103 páginas del informe del caso relacionan a Tsochatzopoulos con el cobro de comisiones ilegales millonarias provenientes de empresas armamentísticas extranjeras durante su época como ministro de Defensa (1996-2001). Las autoridades le reclaman no haber declarado en el año 2001 ingresos cercanos a los 14 millones de euros y otros 1,32 millones de euros cobrados por sobornos en el marco de la compra griega del sistema ruso de defensa aérea TOR-MI.

También la no declaración en 2002 de 2,4 millones de euros por la compra de submarinos a Alemania, además de la existencia de 13,5 millones de euros almacenados en un banco suizo presuntamente destinados a la compra de misiles a países del norte de Europa.

Con el objetivo de lavar ese dinero habría comprado numerosas propiedades en Atenas y otras ciudades griegas. Habría consumado la fechoría con la ayuda de tres empresas satélite relacionadas con socios y familiares. Estas personas también han sido detenidas por la policía: Entre ellos se encuentra Nikolaos Zigras, primo de Tsochatzopoulos y también ex ministro.

Vida de lujo

Lo cierto es que la detención del ex ministro, de su hija y de un grupo de allegados no ha tomado por sorpresa a la población griega. Era ‘vox populi’ en Atenas que la vida ostentosa de Tsochatzopoulos no se correspondía con su sueldo en el gobierno. Tampoco él se preocupaba por esconderlo: Tenía propiedades en los mejores barrios y vacacionaba en los hoteles más caros del país.

Su residencia principal está situada en la avenida Dionisiou Areopagitou, en las faldas de la Acrópolis. El ex ministro compró este edificio neoclásico por un precio de 1,30 millones de euros, claramente a la baja: “Necesitaba muchas reformas y fue una mala venta de su anterior dueño”, dijo en su declaración ante los jueces.

Lo hubiera sido si no se diese una curiosa “coincidencia”, como Tsochatzopoulos la definió después: le compró el inmueble a la empresa chipriota Torcaso, investigada por las autoridades como parte de la trama de lavado de dinero del ex ministro griego y cuyo principal responsable en la sombra es el mismo ex ministro: Es decir, se la habría comprado a sí mismo. La declaración de Tsochatzopoulos ante las autoridades consistió en una negación total de todos los hechos con respuestas cortas y evasivas.

Toda su familia está en el disparadero: además de la custodia temporal de su hija Areti Tsochatzopoulos, acusada de ser cómplice de los negocios de su padre y de no poder declarar cómo compró dos propiedades valoradas en más de dos millones de euros en el lujoso barrio de Kolonaki, han prestado declaración ante el juez su mujer y otros allegados de sangre.

Consecuencias políticas

Esta crisis se ha producido a dos semanas de la celebración de los comicios presidenciales en Grecia, y está por comprobarse su incidencia en los votos de los socialistas griegos (Pasok) de Evangelos Venizelos.

Las última encuesta publicada por Public Issue el día 20 les otorga un segundo lugar con un apoyo del 14%, lejos del 21,5% de los conservadores de Samaras pero recuperándose de una gran caída a principios de 2012.

Nadie está tranquilo en el Pasok: los abogados de Tsochatzopoulos advirtieron ante los magistrados que el cobro de coimas, de haberse dado, no habría sido exclusivo de su cliente. Sugirieron la implicación del Consejo de Asuntos Exteriores y Defensa en pleno así como de los antiguos presidentes Costas Simitis y Giorgios Papandreu. Una bomba de relojería en los castigados engranajes de los socialistas griegos.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Twitter: @hectorestepa

Fotografía en Flickr

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: