//
estás leyendo...
Especial elecciones Nicaragua 2011, Nicaragua, Noticias, Política, Web

Ortega es el favorito en unas elecciones marcadas por su polémica candidatura

HÉCTOR ESTEPA. Managua (Elmundo.esDaniel Ortega es el máximo favorito para reeditar su éxito en las elecciones presidenciales de 2006. Todo apunta a ello: las sensaciones tanto del oficialismo como de la oposición, los análisis de la prensa y también los resultados de los sondeos.

Sin embargo, el mandatario no está totalmente tranquilo. Hace dos décadas, en las elecciones de 1990, todo parecía también a su favor, y terminó cayendo ante la candidata de consenso opositor, Violeta Chamorro.

Se produjo el conocido en Nicaragua como ‘efecto güegüense’, un personaje de los cuentos pinoleros, oculto tras una máscara, que no revela sus verdaderas intenciones hasta el final. Eso sí, hace 21 años los críticos del sandinismo se aglutinaron en una Unión Nacional Opositora en torno a la viuda del periodista asesinado por el somocismo, Pedro Joaquín Chamorro, y ahora se presentan divididos.

[foto de la noticia]

Daniel Ortega gana en los sondeos

El domingo 6 de noviembre estánllamados a las urnas 4.3 millones de nicaragüenses, aunque el padrón electoral real se reducirá a 3.4 millones debido a que siguen contando a los fallecidos y las personas que residen fuera del país, estimados en un millón.

Todos los sondeos realizados hasta ahora dan como vencedor a Ortega en una primera vuelta. Esto sucedería, según la Ley Electoral, siempre y cuando su candidatura superase el 35% de los votos válidos y además estuviera por encima de su inmediato perseguidor en 5 puntos, como sucedió en las elecciones de 2006, cuando obtuvo el 37,99% y Eduardo Montealegre el 28,3%.

La última encuesta de la costarricense Cid-Gallup, de buena reputación en el país, dio el pasado jueves 27 de octubre un 48% de intención de voto a Ortega, con un incremento de 2,2 puntos respecto al sondeo del mes anterior.

Las buenas noticias para el sandinista no fueron compartidas por su contrincante con más posibilidades, Fabio Gadea, que vio reducida su previsión del 33,5% al 30% de los votos. De lejos les sigue el ex presidente Arnoldo Alemán, consuegro de Gadea, con un 11% de apoyo. Las opciones de Enrique Quiñónez y Roger Guevara apenas si cuentan con un 1% de perspectiva en votos.

La mayor esperanza para los opositores al oficialismo es el 10% que aún no ha decidido su voto, según datos de la encuestadora. Sin embargo, otro sondeo, de la empresa M&R Consultores, otorgaría al candidato del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) una ventaja del 58%, seguido por el voto oculto (22,6%) y Gadea (15,5%).

Las diferencias entre sondeos darían a entender que sus números o elaboración no están siendo correctos. Eso sí, el denominador común es el mismo: Ortega barrería.

El presidente mantiene un gran apoyo popular en la calle, goza de un gran calado entre los jóvenes (en Nicaragua se vota a partir de los 16 años y aproximadamente el 50% del electorado tiene menos de 25) y ha lanzado una demoledora campaña mediática, en manos de su esposa, Rosario Murillo.

Oposición dividida

En 2006, se celebraron las primeras elecciones desde 1990 donde la oposición acudía sin un candidato de consenso. El resultado fue demoledor: Ortega se impuso con su tradicional 38% de los votos (siempre ronda esa cifra) ante la división de los partidos opositores.

El escenario de estas elecciones es parecido. Las diferencias radican en que ahora el apoyo a Ortega en los sondeos es mayor y sólo hay dos candidatos opositores con posibilidades, al contrario que en 2006 cuando eran tres.

Durante meses hubo negociaciones para unir las candidaturas de los consuegros Gadea y Alemán, pero ninguno dio su brazo a torcer. Sumadas las cifras de su intención de voto resultaría un 38%, suficiente para competir con Ortega. No será así: ambos han rechazado retirarse de la contienda.

Candidatura ilegal

Tanto Gadea como Alemán han denunciado que la candidatura de Ortega es ilegal, al violar doblemente el artículo 147 de la Constitución nicaragüense que prohíbe la reelección, declarado “inaplicable” en 2009 por un fallo de la Corte Suprema de Justicia, considerado en la oposición como un brazo del orteguismo.

Parte del electorado les critica haber concurrido a unas elecciones en semejantes condiciones. Se defienden recordando lo ocurrido en las elecciones venezolanas de 2005, cuando la oposición a Chávez se retiró y ganó el 100% del Congreso.

Sin embargo, está por comprobar la legitimidad de las elecciones si se termina imponiendo la candidatura de Ortega. Alemán ya ha dicho que no las reconocerá. Tampoco algunos grupos presuntamente armados refugiados en la clandestinidad del norte rural y campesino.

Proceso electoral viciado

Varias organizaciones pro Democracia, de Derechos Humanos, la prensa independiente así como los partidos de oposición temen que se repita el fraude electoral de las municipales de 2008, cuando se produjo un controvertido recuento de los votos para favorecer al FSLN. Varios gobiernos y organizaciones cooperantes dieron la espalda a Nicaragua tras aquellos hechos, siendo sonados los casos de Holanda y la Cuenta Reto del Milenio.

Entre las irregularidades denunciadas en los medios destacan: una entrega partidista de la cédula de identidad necesaria para votar, el control orteguista de los tribunales, la fiscalía y el Consejo Supremo Electoral, la usurpación por sandinistas de los Consejos Electorales Municipales y Departamentales, una observación internacional deficiente y maniatada y la partidarización de Policía, Ejército y las escuelas del país.

Chávez, presente en la campaña

El presidente venezolano, Hugo Chávez, se ha convertido en el mecenas de Ortega durante los cinco años de su gobierno, a través de la cooperación canalizada por el Alba. Gracias a su aporte, el gobierno cuadra las cuentas, crea infraestructuras, construye la primera refinería del país, realiza programas sociales y favorece a sus funcionarios con pagas extra de hasta 30 dólares. Ortega y el resto de políticos sandinistas han advertido que, de perder las elecciones, el dinero se iría del país.

El opositor Gadea, crítico de una cooperación administrada a su parecer de manera discrecional, ha asegurado que la cooperación del Alba se mantendría en su gobierno “porque está en todos los gobiernos de América Latina”. Sin embargo, también ha admitido que sería reducida.

 

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Twitter: @hectorestepa

  • De camino a La Habana 1 week ago
  • Todo apunta a que la refrendación del acuerdo de paz de #Colombia será el miércoles. El martes se votará casi seguro en el Senado 1 week ago
  • Centroamérica: un Huracán de grado 2 y un terremoto de 7,2 puntos al mismo tiempo. Mucha fuerza desde Colombia 1 week ago
  • Todo mi apoyo para San Juan de Nicaragua y Bluefields. Tienen a Otto encima. 1 week ago
  • RT @luisguillermosr: Decretamos asueto nacional para funcionarios públicos ante llegada de huracán #Otto 1 week ago

Fotografía en Flickr

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: