//
estás leyendo...
Especial elecciones Nicaragua 2011, Nicaragua, Noticias, Política, Web

Arnoldo Alemán Lacayo, entre el pacto, la corrupción y el ‘verdadero liberalismo’

HÉCTOR ESTEPA. Managua (elmundo.es) El 17 de enero de 2009, la Corte Suprema de Justicia de Nicaraguaexoneró al ex presidente Arnoldo Alemán de sus cargos por corrupción. Le dejaba así la puerta abierta para presentarse de nuevo a unas elecciones.

Esa controvertida decisión judicial no dejó indiferente a nadie: sus detractores coinciden en denunciar la supuesta existencia de un pacto secreto con Daniel Ortega para repartirse cuotas de poder: uno habría ganado su libertad y el otro, volver a la presidencia. La clave habría sido el control orteguista del tribunal que lo absolvió. Alemán lo niega.

Sus críticos, sin embargo, no le perdonan las reformas constitucionales y de la Ley Electoral acordadas con el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en 1999.

La más polémica fue la reducción al 35% del porcentaje mínimo para ganar las elecciones evitando la segunda vuelta electoral, cuando se superase en 5 puntos a la segunda formación política, que otorgó la presidencia a Ortega en 2006. En las tres elecciones anteriores no pudo superar el 45% que entonces era necesario para imponerse por la vía rápida.

Los antecedentes del ex mandatario ha sido motivo de amenaza para una candidatura que mantiene un 10% de apoyo, según la última encuesta de Cid-Gallup.

Muchas de las supuestas prácticas delictivas durante su presidencia (1997-2001) fueron denunciadas por su sucesor, Enrique Bolaños, quien nunca logró controlar y terminó abandonando el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), plaza fuerte de Alemán.

Se le abrieron cargos en países como Panamá y Estados Unidos y se lecondenó a 20 años en Nicaragua, aunque no llegó a ingresar en la cárcel: la Corte le confinó a un arresto especial de convivencia familiar dentro de los límites de la ciudad de Managua. Transparencia Internacional le consideró en aquella época como el noveno Jefe de Estado más corrupto del mundo y estimó su saqueo de las arcas en unos 100 millones de dólares.

Tras su exoneración, no tardó mucho en mostrar sus intenciones de volver a la presidencia. Reaccionó a las acusaciones de pacto y corrupción responsabilizando a sus competidores de la derecha de haber dividido el voto opositor al Frente Sandinista, lo mismo que le imputan a él. El otro político fuerte de la derecha nicaragüense, Eduardo Montealegre, ex canciller de Nicaragua con el partido de Alemán, no aceptó su postulación y volvió a anunciar que se separaba del PLC, como ocurrió en 2006, facilitando entonces la vuelta al poder de Ortega.

De nuevo, los liberales correrían divididos en las elecciones: Montealegre conformó la Alianza Partido Liberal Independiente (PLI) con Fabio Gadea, el consuegro de Alemán, como candidato. Hubo conversaciones durante meses para intentar una unión de candidaturas, pero ninguna de las partes dio su brazo a torcer.

Ambicioso programa económico

“Más vale una onza de lealtad que un quintal de sabiduría” dijo Alemán en junio, antes de presentar sus listas de diputados. Es una máxima que ha llevado hasta el extremo de imputar las candidaturas a diputado de disidentes de su partido, el PLC, aglutinados en la alianza de Gadea. En algunos casos, incluso consiguió el objetivo: el Consejo Supremo Electoral ha inhibido a varios postulados y mantiene en vilo al PLI al estar todavía considerando inhibir la candidatura presidencial del ‘consuegrísimo’. Tampoco ha vacilado en descalificarle públicamente tildándole de “viejo enfermo”.

Sin embargo, no toda la campaña de Alemán se ha basado en criticar a Ortega y Gadea. También ha hecho promesas. Destacan las económicas, para muchos difícilmente realizables en los tiempos que corren: un millón de empleos con un crecimiento sostenido del 7% en sus cinco años de mandato. Eso, en un país de casi 6 millones de habitantes donde tan sólo una cifra cercana al 20% puede celebrar tener un empleo estable y con prestaciones.

A su favor cuenta con un gran número de seguidores que le agradecen el progreso económico y en infraestructuras de Nicaragua durante su mandato, criticado por el FSLN en su condición de neoliberal y ajeno a las necesidades básicas de la población.

Ha prometido continuar la política en contra del aborto, convertido en un tema central de estas elecciones y criticando duramente a la candidatura de Gadea por su postura ambigua sobre el asunto. También ha criticado con dureza al FSLN de Ortega por la administración discrecional de los fondos Alba.

‘El Gordo’, como él mismo se denomina y es conocido en el país, no ha dudado en pedir perdón “por los errores del pasado’ y “una nueva oportunidad” para gobernar Nicaragua. Así intenta volver al poder este productor cafetalero, cuya declaración de probidad al iniciar su labor en la Alcaldía de Managua, hace dos décadas, era de 2000 dólares y ahora es una de las personas más ricas del país.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Twitter: @hectorestepa

  • De camino a La Habana 1 week ago
  • Todo apunta a que la refrendación del acuerdo de paz de #Colombia será el miércoles. El martes se votará casi seguro en el Senado 1 week ago
  • Centroamérica: un Huracán de grado 2 y un terremoto de 7,2 puntos al mismo tiempo. Mucha fuerza desde Colombia 1 week ago
  • Todo mi apoyo para San Juan de Nicaragua y Bluefields. Tienen a Otto encima. 1 week ago
  • RT @luisguillermosr: Decretamos asueto nacional para funcionarios públicos ante llegada de huracán #Otto 1 week ago

Fotografía en Flickr

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: