//
estás leyendo...
Cultura, Entrevistas, España, Noticias, Web

José Cendón: ‘Hay que luchar contra el sistema si te está maltratando’

HÉCTOR ESTEPA. Madrid (Elmundo.es). José Cendón está en España, pero por poco tiempo. Su alma de periodista ‘freelance’ le impide quedarse más. Lleva seis años cubriendo los conflictos bélicos del continente africano, con la compañía de su cámara y de un instinto para la fotografía fuera de lo normal. Ha venido para presentar la conferencia ‘África Olvidada’ promovida por la Fundación la Caixa.

Sus clientes son algunos de los diarios y agencias más importantes del mundo. Las fotografías que ha captado en las más variopintas situaciones han dado la vuelta al globo, consiguiendo numerosos premios, entre ellos el World Press Photo de 2007 por un trabajo de investigación en hospitales psiquiátricos de los Grandes Lagos, una región que lleva décadas inmersa en la guerra más cruenta desde el Holocausto. A todos ellos se les ha sumado el premio Ortega y Gasset a la mejor información fotográfica por el reportaje ‘Somalia en el fin del mundo’.

Sin embargo, se queja de que su nombre es conocido en España no por su trabajo, sino por haber sufrido un secuestro que duró 40 días a finales de 2008. “Es triste ser famoso por haber sido secuestrado. En su día, mucha gente me preguntó por ello y no por la situación de los países africanos. Yo lo que quiero es contar cosas de otras personas, no mías, pero en España no se habla de África en los medios”, lamenta.

Las guerras africanas hacen que las de Irak y Afganistán parezcan una broma. En Congo mueren 38.000 personas al mes y en Burundi han muerto 300.000 personas desde 1993, pero, sin embargo, los medios ignoran estos conflictos” recuerda, y añade que “no se habla de África en países que tienen pocos intereses económicos en ella y tampoco en los que hay demasiados”.

Cendón es de esas personas que, cuando quieren algo, van a por ello sin remilgos. Quería ser periodista ‘freelance’ y salió de su casa cámara en mano rumbo a Colombia. Tras “perder dinero” durante un par de años allí y en Palestina, puso el pie en África, donde ya lleva seis años (su residencia actual está en Sudáfrica) y espera seguir por más tiempo.

Subraya la importancia de la implicación personal en los trabajos que realiza: “Cuando llegas a un sitio con una cámara, la gente es desconfiada, hay que darle tiempo e implicarse personalmente en las historias”, dice en relación a su experiencia en un hospital psiquiátrico de Burundi. “El hospital estaba dirigido por los Hermanos de la Caridad y yo era un hermano más. A los pocos días conseguí hacerme con la confianza de los pacientes y muchos ni advertían ya mi presencia como algo diferente”.

Su visión de la piratería somalí

Cendón admite que la profesión que ha elegido, ser un periodista blanco en África, conlleva muchos riesgos. No pestañea cuando asegura que el lugar más peligroso en el que ha estado es Somalia: “Allí no puedes estar más de 20 minutos en un sitio porque se corre la voz de que hay un periodista blanco haciendo fotos, y la situación puede tornarse peligrosa. Además, hay que ir acompañado de 10 guardaespaldas”, afirma. “Los niños crecen en unas difíciles condiciones de vida y rodeados de violencia. Es normal que cuando lleguen a adultos actúen así, no conocen otra cosa”, añade.

Alguien que ha estado sobre el terreno ve la piratería somalí desde otro prisma. Cendón no se corta cuando asegura que “lo que no se cuenta cuando se habla de piratería es que nosotros también somos piratas. España pesca en aguas somalíes y esto es algo en lo que hay que pensar cuando se compra una lata de atún”.

El expolio es algo que Cendón considera como uno de los grandes dramas de áfrica. Cree que “el poder económico es el verdadero poder en el mundo, el político es secundario. Todo es como un teatrillo que sirve para hacer dinero y que además los medios silencian porque, al fin y al cabo, también pertenecen a empresas poderosas”.

El fotoperiodista cree que los problemas africanos, incluido el expolio, están originados por los conflictos bélicos: “La miseria de África no está provocada por la falta de agua ni de recursos naturales, sino por la guerra. Es más fácil expoliar a países en conflicto. Por ejemplo, no es descabellado afirmar que Congo es el país más rico en recursos naturales del mundo. Sin embargo la guerra hace que sea uno de los países más pobres”, afirma, y critica a la Unión Africana, “tan inútil como la ONU”.

Cendón, que ha vivido la guerra desde dentro, asegura que “no le gusta”, pero piensa que a veces “puede llegar a ser necesaria, como las revoluciones en latinoamérica, donde en su día fue necesario que hubiera una lucha para acabar con las dictaduras que tenían a toda la población subyugada. En ocasiones hay que luchar contra el sistema si te está maltratando”. Aunque señala que “lo ideal sería que todo se solucionase hablando, pero esto no siempre puede suceder así”.

Su experiencia como reportero le hace atestiguar que una de las claves para el periodista que trabaja en África es no dejar que le afecte lo que ve. “Cuando llego a casa muchas veces hago un trabajo de reflexión, veo lo que hay detrás de la imagen que he tomado, ya que cuando estás en acción estás pendiente de muchísimas cosas y casi no te lo planteas”. Admite que “no puedes dejar que lo que ves te afecte personalmente, porque si no, tendría que dejar mi trabajo”.

El secuestro

Su secuestro, que se produjo precisamente cuando cubría información acerca de los piratas en Somalia en noviembre de 2008, lo recuerda como una experiencia difícil, aunque su sentido del humor y el de su compañero británico, Colin Freeman, hicieron que fuera más llevadero.

Fue clave que los dos intentasen confraternizar con sus captores. “Era necesario hacer que nos viesen como a seres humanos, ya que siempre es más difícil que te hagan daño si te ven como a una persona igual que ellos. Así nos evitamos seguramente algunas hostias”.

Lo más duro del secuestro fue “el trauma de darse cuenta de que tu vida no te pertenece sólo a tí. Una de las primeras cosas que pensé es que mi familia lo iba a pasar mal, que iban a estar preocupadísimos, y no dejé de plantearme esta cuestión durante todo el secuestro”.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Twitter: @hectorestepa

Fotografía en Flickr

Más fotos
A %d blogueros les gusta esto: